Ultima modificación: 19/10/10

 

¿Tienen los alumnos más deberes con la jornada continua?

  • “… Lo que sí detecta Caride – y esto reduciría el tiempo de convivencia familiar- es que los niños en centros de jornada continua tienen más deberes para casa que sus compañeros con jornada ordinaria…” – (“Tiempos escolares. El debate sobre la jornada escolar continua y partida”  (p.4) – R. Feito Alonso)
  • “… Por el contrario, otros estudios indican que hay entre un diez y un veinte más de fracaso escolar en los centros con horario lectivo continuo, donde se registra además, que los alumnos llevan más deberes para hacer en casa…” – (“Jornada continua: ¿Derecho o privilegio?” – L. Derqui – ABC.es) 
  • “El problema de los deberes. “… Junto a estos inconvenientes de carácter social, señalan los padres otros desde un punto de vista pedagógico. Para ellos es prácticamente imposible que un niño de pocos años pueda concentrar su atención durante cinco horas consecutivas y si se intercalan recreos esto significa una pérdida de horas lectivas. El resultado es que aumentarán los deberes para casa, con lo que desaparecería ese tiempo de juego y relación con otros chicos. Los padres esgrimen como argumento la experiencia actual en algunos colegios, donde, por las restricciones de agua- se está impartiendo la jornada continuada. Los deberes para casa han aumentado.” (Hemeroteca del diario ABC: “Profesores y padres discrepan sobre el posible cambio en el horario escolar” )
  • “… Lógicamente, la mayor concentración de las actividades lectivas requiere la introducción de descansos de derecho o de hecho (…). En fin, puede ocurrir que, estando orientado el rendimiento escolar a la satisfacción de una norma establecida, alumnos y profesores simplemente reajusten, aun sin saberlo, las proporciones de trabajo interno y externo. Dicho más claramente: si el profesor sabe que debe cubrir un programa o un conjunto de objetivos y se propone en todo caso hacerlo, y dispone de menos tiempo de clase, pondrá más trabajos para realizar en casa (…). El problema es que no todos los alumnos cuentan con los mismos recursos fuera de la escuela, con lo cual, al hacerles depender en mayor medida de sí mismos, la escuela abandonaría en parte su papel igualador. ..” – (“La Hora de la Escuela” (p.77 y 79) – M. Fernández Enguita) 

 

Entradas relacionadas publicadas en el blog:

 

Volver a Preguntas Frecuentes

 

Anuncios